Skip to content

Diseño nórdico en caja plana

04/05/2012

La globalización todos sabemos que ha aportado grandes problemas y también grandes posibilidades. Una de las más evidentes, desde un punto de vista comercial, ha sido el acercamiento de mercados y fábricas muy distantes gracias a la optimización de vías y medios de transporte.

Si entramos en el campo del diseño de mobiliario, pensaremos en cómo ha optimizado esta posibilidad el gigante sueco de logo azul y amarillo, hasta el punto de hablar del flat pack como uno de los grandes argumentos para justificar sus bajos precios. Y sí, tienen razón, el volumen es el gran enemigo de los ajustes en logística y transporte.

Hasta el punto de haber condicionado, para siempre, a los diseñadores que quieran conseguir un buen diseño, manejable, transportable y vendible en, al menos, medio planeta. Pero hay vida más allá de Ikea.

El mérito principal que debería tener un diseño embutido en packaging plano sería que no hicieran falta herramientas y, sobre todo, que el diseño y su estética no se resientan por el factor obsesivo del paquete plano. Vamos a (muy buenos) ejemplos concretos:

Las mesas Tablo de Normann Copenhagen resultan un excelente ejemplo de buen diseño en materiales y proporciones. Una vez desempaquetadas se montan sin una sola herramienta ni tornillo. Y son tan sólidas como sus materiales, que auguran un uso casi eterno. Bravo!

Las también llamadas Tablo de Design House Stockholm, que con una simple fijación (de nuevo, sin herramientas) de las dos partes de su base se vuelve bella y práctica, además de sustentar una bandeja de acero lacado que, oh! maravilla, no deja caer nada gracias a su borde alto y se puede quitar y poner a voluntad.

Pero que hacemos cuando el volumen adquiere tal importancia que es muy difícil empaquetarlo en plano sin perjuicio de su belleza/solidez y sin tener que pasar por unas instrucciones de montaje enciclopédicas?

Fácil, llegas a un acuerdo con un diseñador escandinavo para producir localmente y de manera sostenible sus muebles, apoyando economías locales, ahorrando en transporte y CO2 y predicando con el ejemplo. El diseñador se llama Hakan Johansson, la marca Zweed y el mueble Peep.

Queremos cajas planas pero también queremos muebles bellos, sencillos y funcionales, queda dicho!

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 07/05/2012 20:06

    Molt bé l’article. Recorda que un dels aspectes de l’èxit de la típica cadira Thonet (no recordo si era el model 29) al seu dia va ser la possibilitat d’enviar-la desmuntada, en un paquet pla. ¿Va ser el precussor del gegant suec?

    • 07/05/2012 20:21

      Gràcies pel comentari Xavier,
      A vegades no es tracta només d’innovar sinó d’observar i saber aplicar els aspectes potenciadors en el que fas. I en aquest sentit els escandinaus són hàbils i molt pragmàtics.
      Una salutació!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: